EL BLOG DE LUIS VIVES

El Blog de Luis Vives

LA IMPORTANCIA DE ESTUDIAR DESDE EL PRIMER DÍA

Si eres de los que se pone a estudiar cuando quedan días horas o días para los exámenes tenemos algo que decirte: no estás solo. Muchos estudiantes hemos cometido este error, y por esto, queremos explicarte los motivos de no volver a hacerlo. Los exámenes de Selectividad son de un nivel moderado que nos exigirá un gran esfuerzo. Debemos pensar si nos merece la pena tirar por la borda un año de estudio (o más) si no tenemos tesón y constancia.

¿Por qué no es bueno estudiar al final de curso?

Por varios motivos. El primero es la falta de tiempo para completar el temario completo.  Se corre el riesgo de no poder estudiar el 100% de lo que consta el examen, por lo que la suerte puede que no esté de nuestro lado y nos pregunten por lo que no hemos estudiado.  

El segundo motivo es que trabajamos la memoria a corto plazo y muy poco la compresión. Conocer los mecanismos sobre lo que trata un temario y plasmarlo lleva tiempo. Cuando estudiamos o leemos algo requiere una asimilación y una práctica. Cuando practicamos con ejercicios estamos ubicando en nuestra memoria de largo plazo y, lo más importante, podemos escalar en nivel de dificultad y estaremos preparados para el siguiente tema. Si reducimos el tiempo de estudio estaremos en manos de que nos acordemos de esa respuesta volviendo a tantear a la suerte y que nos llegue la inspiración y la recordemos.

¿Cuándo comenzar a estudiar?

Muchos alumnos nos preguntan sobre cuál es la carga lectiva semanal que deben tener. Lo primero que les decimos es que depende de cuál es el nivel de partida, cuánto tiempo queda para los exámenes y cuánto de difícil es el temario que estudiar. Partiendo del caso normal de que se desconoce el contenido o se tiene una idea básica y se trata de la preparación a la selectividad o un acceso a grado superior, recomendamos una media de 50 horas de estudio por asignatura. Esta cantidad de horas depende de lo comentado anteriormente sobre el tipo de materia, pero nos puede dar una idea del reparto que debemos hacer.

Programación semanal

Lo mejor es que, desde el primer momento, tengamos un planning del estudio. De esta forma organizaremos el tiempo para emplearlo de forma más eficiente. De esta forma podremos tener tiempo para ocio, trabajar, viajes, etc.

Vamos a ver los cálculos si queremos prepararnos desde septiembre para los exámenes de mayo/junio:

8 meses son 32 semanas. Suponiendo la cantidad de horas que hemos descrito, 50 horas, nos da 1,3 horas a la semana. Esta cantidad tan pequeña de carga lectiva nos puede asegurar un excelente resultado si lo cumplimos desde el primer día.

Si quisiéramos ponernos a estudiar cuando quedan tan solo 2 meses, esta cantidad semanal se eleva hasta 5 horas a la semana. Puede parecer asequible, pero hay que añadir que, como hemos comentado antes, la compresión puede verse alterada, complicando que podamos asimilar un tema de nivel superior.

No hay que olvidar en tener tiempo suficiente para, al menos, repasar lo estudiado. Una de las mejores formas que hay es planificar todo para dar 3 vueltas al temario. La primera rápida para ver en qué puntos tenemos que enfocar más la atención y tener un mapa de lo que debemos estudiar. Otra vuelta intensa, memorizando y comprendiendo los contenidos. Una tercera rápida para aclarar conceptos y limar aquellos contenidos que más nos ha costado.

Conclusión

Estudiar con una planificación nos ahorrará tiempo, esfuerzo y disgustos. Son todo ventajas. Si nunca lo has hecho, te invitamos que lo hagas. Además, si queremos estudiar en la universidad, deberemos conocer y comprender la teoría. Crear la base desde la preparación a la Selectividad nos asegurará un buen comienzo universitario. 

Desde ahora hasta el mes de julio tendremos que pasar por una serie de procesos. Aquí los explicamos de forma resumida :)

Leer más...

¿EN QUÉ CONSISTE EL EXAMEN DEL FIRST CERTIFICATE?

El examen de First Certificate de Cambridge English consta de cuatro pruebas diferentes. Si quieres ver un examen completo pincha aquí:

1. Reading and Use of English. Esta prueba se centra en evaluar la capacidad del candidato tanto de la comprensión lectora como de su dominio de la gramática inglesa. Se trata de un total de 7 ejercicios a realizar en un tiempo máximo de 75 minutos.

Los ejercicios se dividen en 4 de gramática y vocabulario y 3 de comprensión lectora. Los ejercicios son los siguientes:

  1. Multiple-choice cloze: Se facilita un texto en el que hay 8 huecos. Por cada hueco se facilitan 4 opciones posibles (a, b, c y d) para seleccionar la respuesta correcta. Solo una opción es válida.
  2. Open Cloze: Se facilita un texto en el que hay 8 huecos. En este caso, no se facilita ninguna opción y es el candidato el que ha de dar la respuesta correcta dado el contexto de la oración.
  3. Word Formation: Se trata de un ejercicio de vocabulario. Se facilita de nuevo un texto con 8 huecos. Al lado de la fila donde se encuentra el hueco hay una palabra en negrita. Esta palabra puede ser un verbo, sustantivo, adjetivo o adverbio. El objetivo del ejercicio es cambiar la función de la palabra dada para que tenga sentido en el contexto de la oración.
  4. Key Word Transfortation: En este ejercicio se evalúa el conocimiento tanto de gramática y vocabulario así como el de expresiones de la lengua inglesa. Se facilitan 6 oraciones iniciales y se da una palabra en negrita. A continuación hay una segunda oración que no está completa. El objetivo es completar la segunda oración utilizando la palabra que se ha dado y mantener el significado de la original lo más fiel posible.
  5. Multiple Choice: Es el primero de los ejercicios de Reading. Se facilita un texto acompañado de 6 preguntas y cada pregunta tiene 4 opciones de respuesta a elegir la correcta.
  6. Gapped Text: Se facilita un texto con 6 huecos. Al lado del texto se facilitan oraciones aisladas. El objetivo es situar en el lugar correcto del texto las oraciones aisladas para que el párrafo tenga sentido.
  7. Multiple Matching: Se facilitan 4 textos a los que acompañan 10 oraciones. El objetivo del ejercicio es indicar cuál de las oraciones corresponde (por significado, por contexto, por temática, etc.) a cada texto

2. Writing: Esta prueba se centra en evaluar la capacidad de escritura del candidato. Se trata de un total de 2 ejercicios a realizar en un tiempo máximo de 80 minutos.

  1. Essay: Se facilita un enunciado para el ensayo y suele ir acompañado de anotaciones a utilizar en la redacción.
  2. Tres opciones diferentes de ejercicio a elegir una. Entre las opciones a elegir puede haber un artículo, email o carta, informe y crítica.

 

First Certificate

 

Leer más...

¡VUELVE FILOSOFÍA!

La Comisión de Educación del Congreso ha aprobado este miércoles por unanimidad una proposición que manifiesta la voluntad de reorganizar el currículo de Bachillerato para establecer la Filosofía y la Historia de la Filosofía como materias comunes y obligatorias en 1º y 2º de Bachillerato. El objetivo es que esta formación se produzca, según explica el texto votado, de forma análoga a lo que sucede en otras materias como Lengua, Matemáticas o Historia.

Actualmente, la Filosofía, de acuerdo a lo dispuesto en la Ley Orgánica para la Mejora Educativa (Lomce), es obligatoria solo en 1º de Bachillerato. Esto significa que un alumno de 16 años puede acabar la educación obligatoria sin saber absolutamente nada sobre los grandes pensadores o sin haber aprendido a desarrollar un pensamiento crítico.

Desde el CE Luis Vives nos mostramos partidarios de este cambio y pensamos que la asignatura de Filosofía es cada día más necesaria porque, tal y como dice Francisca Pérez, decana de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Murcia, la formación de un bachiller sin Filosofía es incompleta dado que incapacita a los alumnos a elaborar argumentos abstractos. “Plantea problemas que no se pueden abordar desde la ciencia, como la existencia humana, la justicia o la justificación de nuestras acciones morales”


Página 1 de 6